Historia

Un poco de historia..

 Fotos antiguas2

   La Escuela Superior de Bellas Artes «Manuel Belgrano» (E.S.B.A.) se crea un 22 de abril de 1960 (Decreto N»0487/1960.)

 

 1.Los antecedentes

Como ha sucedido con todas las instituciones culturales de cierta relevancia para la comunidad, la Escuela Superior de Bellas Artes del Neuquén fue un proyecto que surgió de un ambiente político y social muy fructífero de la historia de la provincia: justamente el período de su constitución como una unidad política y social al mismo nivel de todas las demás provincias argentinas, luego de vegetar muchos años como Territorio Nacional.

En el tumultuoso gobierno de Arturo Frondizi, primer gobierno elegido por las urnas después de la Revolución Libertadora del general Pedro Eugenio Aramburu, que había proscripto al peronismo en todo el país, se realizó en Neuquén la primera Convención Constituyente que elaboró la Constitución Provincial, ejemplo de republicanismo en toda la Patagonia argentina. La palabra de moda era “el desarrollismo” y una ola de progresismo liberal recorrió el país, proponiéndose los primeros “planes de desarrollo económico y social”.

El gobierno, en Neuquén, con la proscripción a nivel nacional del peronismo, cayó en manos, por elecciones abiertas, de la Unión Cívica Radical Intransigente, que llevó a la Gobernación a  Angel Edelman y a Alfredo Asmar, conformándose la primera Legislatura neuquina y propiciándose la creación del primer Consejo de Planificación.

En ese ambiente de proyectos republicanos y democráticos abiertos a las expectativas de una población que llegó a duplicarse cada diez años, un hombre excepcional, Nicasio Arsenio Cavilla Sorondo, que había encabezado, junto con otros vecinos, el afamado conjunto teatral Amancay, desde su cargo de Ministro de Asuntos Sociales, impulsa y ordena, firmando el Decreto Nº 0487, la creación de la Escuela Provincial de Bellas Artes del Neuquén, a partir del 22 de abril de 1960. Por razones de salud, Edelman había delegado la gobernación a Alfredo Asmar, que también firma ese decreto fundacional.

El 7 de diciembre de ese mismo año, la Legislatura de Neuquén sanciona la ley Nº 183, que crea definitivamente el Instituto Provincial de Bellas Artes “…cuya finalidad primordial será organizar este sector de la educación que consiste en alentar y facilitar la expresión de la belleza”, estableciéndose como fecha de fundación…la de su habilitación el 22 de abril de 1960”.

Cavilla, que aún debe ser reivindicado por la comunidad neuquina como un promotor único de la cultura regional, también creó el primer Instituto del Profesorado de Neuquén, antecedente de la Universidad Provincial de Neuquén, actual Universidad Nacional del Comahue.

 

2.Sus primeros directores y docentes

Cavilla ya había planeado esta institución años antes. En 1957, cuando la Dirección Nacional de Turismo envía al conjunto teatral Amancay a promover la temporada a San Carlos de Bariloche, traba relación con el plástico Emilio Saraco, a quien le ofrece un cargo docente en la futura institución. Por esos años también contacta, en General Roca, a la familia de Alicia Fernández Rego, que estudiaba en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático, para alentar la radicación de la actriz en la ciudad de Neuquén, con un cargo en la futura escuela.

De este modo, en la fecha de su creación legal, tanto el maestro Saraco, como docente del incipiente Departamento de Artes Plásticas, como la actriz Alicia Fernández Rego, también como docente del nuevo Departamento de Arte Dramático, asumieron sus funciones formalmente. Se designó al señor José Domínguez como  primer Director, hasta 1961, en que asumió ese cargo don Emilio Saraco hasta 1968.

¿Cómo fueron esos primeros años? . Muy modestos. Se dictaban clases a niños en edad todavía escolar en las instalaciones de la Cooperadora Escolar Conrado Villegas, en el local, que todavía tiene, en Yrigoyen al 150. Cavilla y todos los integrantes del conjunto teatral Amancay habían bregado por hacer de esa institución un verdadero faro de la cultura de la ciudad de Neuquén. Era la única institución no comercial que contaba con una salita teatral pequeña, pero bien instalada para la época. Y en ese patio central se ubicaron las sillas para las primeras “puestas en escena” infantiles y los caballetes para los primeros manchones de esos jóvenes pintores, que todos los fines de año ofrecían sus obras a la comunidad.

En ese modesto local fundacional de la Conrado, funcionó la ESBA durante veintidós años, hasta 1982.

Esa fue una etapa originaria, primitiva de la actual ESBA. Los cursos eran para los niños y adolescentes que hacían sus primeras experiencias en dibujo y pintura y en actuación teatral.

De todos modos ese trabajo fue pionero y fue la primera escuela de artes pública y gratuita de la Patagonia norte.

Durante ese período la Escuela estuvo dirigida por por los siguientes regentes  y  directores: Alberto Lombera (1969-1974); Sara Lauría de Martínez Viademonte (1974-1976); Beatriz H. Repetto de Vilo (1976), Ana de Lombera (1977-1986) como regente y Miguel Barbeito (1977-1982) como director. Los regentes son los directivos del CEA (Centro de Educación por el Arte), es decir de la sección de niños y adolescentes y los directores se ocupan de la educación superior para adultos. En 1982 se designa a Jorge Michelotti como director, hasta 1989. En ese año se designó directora interventora a la profesora Elena Lapuente. La profesora Cristina Aguiar de Mocchi que había sido designada regente del CEA desde 1979, se hace cargo de la dirección en 1990, mientras que la profesora Irma Elisetche se hará cargo de la regencia del CEA ese mismo año hasta el 2007. Por su parte, la profesora Aguiar de Mocchi ocupó la dirección hasta el año 2000.

En el año 2000 asume la dirección la profesora Julieta Chiappano. A partir del año 2006 ese cargo se transformará en una rectoría, que será ocupado por esa profesora hasta el 2009. La regencia será ocupada por Alba Breier (2007-08) y por Carina Bisutti (2008-2010).

En el año 2005 se crea el cargo de vicerrector que será ocupado por el profesor Eduardo Palací hasta la fecha. A fines del 2009 asumirá como rectora interina la profesora Claudia Solari. Y en el nuevo cargo de vicerrectoría, que se crea en el 2010, asume el profesor Luis Giustincich.

 

3.Un largo peregrinaje

Desde 1982 hasta el 2006, por veinticuatro años, la ESBA peregrinó por varios edificios precarios, alquilados por la provincia y, en muchos casos, sin los elementos básicos de infraestructura para impartir su enseñanza.

Luego de su estadía de veintidós años en el local de la Conrado, el Consejo Provincial de Educación trasladó a la ESBA a un edificio de Chubut al 234, en donde había funcionado una empresa de velatorios. Era un local muy pequeño y los cursos, en muchos casos, estaban separados sólo por mamparas de madera o de cartón prensado, por lo que las clases de los profesores eran oídas por varios cursos, al mismo tiempo. Por ese motivo se incorporaron, como anexo, aulas de la Escuela Primaria Nº 121, bastante alejada de la calle Chubut, en el turno noche, desde 1982 hasta 1988.

Desde el 1º de enero de 1989, iniciado el receso escolar, se trasladó a la ESBA a las instalaciones de una ex tornería que funcionaba en la calle Leguizamón 328.

Era un espacio reducido y obscuro y el crecimiento de la matrícula y la implementación de nuevos planes de estudio en el año 1991 requirió que se solicitara más espacios para el desarrollo de las actividades educativas. Por ese motivo se utilizaron como anexos un aula en el CPEM Nº 47, en el turno tarde y todas las aulas de la Escuela de Auxiliares Técnicos en Medicina, en el turno noche, desde 1988 hasta 1992.

En noviembre de 1992, el Gobernador Jorge Sobich, entregó en un acto protocolar, las llaves del edificio que ocupaba el ex Distrito Militar Neuquén, en la intersección de la avenida Olascoaga y la ruta 22. A pesar de la monumentalidad de la nueva locación, se debió seguir usando, por falta de espacio, las aulas de la Escuela de Auxiliares Técnicos en Medicina, en el turno noche. Pero ese gran edificio del Distrito Militar estaba condenado de antemano a la demolición, ya que el predio en que se levantaba fue vendido a un gran supermercado y la ESBA tuvo que mudarse de nuevo en 1997 a las instalaciones alquiladas de una exempresa envasadora de leche que estaba ubicada en Carlos H. Rodríguez 1051 y en la que funcionó hasta que, finalmente, luego de muchos años de trabajo tenaz y varias campañas proedificio propio realizadas por toda la comunidad educativa, como, por ejemplo la “campaña del ladrillo” en el 2002, en febrero del año 2006 pudo disponer de un edificio apropiado a sus fines, amplio, construido especialmente, aunque no totalmente funcional, para sus tareas, en la calle Lanín 1947, en donde actualmente funciona. Debe tenerse en cuenta que en el año 2004 se construyó la sede propia del Museo Nacional de Bellas Artes de la Nación en la ciudad de Neuquén, por lo que las autoridades provinciales cedieron a las demandas de más de cuarenta años y concretaron la construcción del nuevo edificio. A la fecha, todavía falta la segunda etapa, prometida por las autoridades, de ese edificio, que comprende una sala de teatro, una sala de exposiciones plásticas y una sala de informática. A pesar de ser una construcción reciente, todavía es evidente la falta de espacios aúlicos para el dictado de clases, teniendo en cuenta el aumento de la matrícula y la mayor diversidad en la oferta educativa.

4. La ESBA, matriz de la educación artística neuquina

La ESBA fue una institución constituyente del campo artístico cultural neuquino. Es decir que no sólo integró ese campo, justamente alrededor de los años ´60 sino que “lo constituyó” originariamente, creando instituciones artísticas fundamentales para la provincia.

Las actuales Escuelas Provinciales de Música, de Títeres y de Danzas Contem-poráneas tuvieron sus antecedentes originarios en la ESBA.

En el mismo año 1960 de creación de la ESBA se inician los Centros Provinciales de Educación Media Nº 1, de Centenario y Nº 3, de Zapala, con materias de  Caligrafía , Dibujo Ornamental y Música. En la primera Escuela Primaria Provincial, abierta en 1964, se dictaba Música.

En 1968, se crea la Escuela Provincial de Títeres, con cursos infantiles.

Y el 2 de septiembre de ese mismo año, por Decreto Nº 1275, se realiza la primera reestructuración de la ESBA que, a partir de esa fecha, tendrá tres secciones: Arte Dramático, Artes Visuales y Danzas.

De acuerdo a ese mismo decreto, se separa la sección Música de la ESBA, creándose la Escuela Provincial de Música, con funcionamiento independiente.

En 1974, debido a una nueva reestructuración, se crean, en la ESBA, los Ciclos Infantil y Medio de Educación por el Arte (CEA), el Ciclo Magisterio de Artes Plásticas, el Ciclo Profesorado de Danzas Nativas y Folklore, el Ciclo de Extensión por el Arte y los Talleres Vocacionales y de Orientación Definida (TOD).

En 1980 tanto la Escuela de Música, como la ESBA adquieren la categoría de Institutos Superiores de Bellas Artes.

En 1981 se crea el Profesorado Superior en Artes Plásticas en la ESBA y, de esta manera, se crean las materias específicas en los Institutos de Formación Docente de la provincia.

En 1987 se crea el Profesorado de Escultura en la ESBA.

En 1990, con la Resolución Nº 2333 se crea los planes de estudio 121, 124 y 114 de la ESBA abriéndose las carreras de Técnico en Artes Visuales, Profesor en Artes Visuales, Profesor Superior de Artes Visuales y el plan 116, para Profesor en Arte Dramático y el plan 122, de Actor y Actriz.

En 1994, bajo la gobernación de Jorge Sobich se cierran, intempestivamente y sin fundamentación educativa, las carreras de Diseño Gráfico (con 100 ingresantes por año) y la de Danzas Nativas y Folklóricas, así como los turnos de mañana y tarde de las otras carreras.

El personal y el estudiantado de la Escuela resistió vivamente, durante la década del “90, la nueva Ley Federal de Educación y sus reformas.

En febrero del 2001, se crea la Escuela Experimental de Danza Contemporánea de Neuquén, con la dirección de la profesora Mariana Sirote, dependiente de la Municipalidad de Neuquén.

Desde su creación y debido a la formación de varias camadas de profesores de plástica, de música y de teatro, se crean las materias correspondientes en numerosos centros educativos provinciales primarios, secundarios y en los institutos de formación docente. Por lo que podemos afirmar que, debido a la ESBA, la educación artística se ha establecido como básica en el sistema educativo neuquino en general.

Es evidente la influencia, como subcampo de reconocimiento académico y de legitimación de las actividades artísticas provinciales, de la ESBA. La gran mayoría de los artistas plásticos y de los teatristas locales provienen de sus aulas y han generado una gran cantidad de instituciones, asociaciones y grupos culturales en la provincia y en la Patagonia.

Este fenómeno no tiene los mismos antecedentes en las otras provincias patagónicas.

 

Powerpoint

Para no perder parte de Nuestra Identidad … Rescatemos nuestra historia…

 

 

Osvaldo Calafatti y Marina Fuks. 2010

 

frente3    frente5